Siempre aconsejamos a nuestros clientes que combinen nuestros productos con una dieta saludable y un estilo de vida no sedentaria. Estos tres factores conjuntos potencian el principal objetivo de mantener la línea, pero de una manera saludable.

Sin embargo, hay algunos alimentos que ayudan más que otros al disminuir el apetito durante todo el día y potencian el aumento del metabolismo.

1. Los huevos

huevos

Fuente de proteína, los huevos ayudan a sentirse más lleno durante más tiempo. Un estudio reciente realizado con 30 mujeres con sobrepeso muestra que, aquellas que comían dos huevos revueltos y frutas con menos calorías, consumían menos alimentos dentro de las 36 horas siguientes. Otras investigaciones han demostrado que la proteína también puede prevenir los picos de azúcar en la sangre.

2. Frijoles

frijoles

Probablemente nunca oyó hablar de la colecistoquinina, pero puede ser un de tus mejores amigos para perder peso. Esta hormona es un supresor natural del apetito. Investigadores de la Universidad de California muestran que esta hormona está presente en el frijol. Un estudio de ocho hombres, ha demostrado que los niveles de colecistoquinina (que puede funcionar por mantener los alimentos en el estómago más tiempo) eran dos veces más alta después de una comida con frijoles que después de una comida pobre en fibra que contiene el arroz y la leche en polvo. También hay alguna evidencia de que los granos mantienen equilibrado el azúcar en la sangre, por lo que puede evitar el hambre por más tiempo.

3. Ensalada

ensalada

¿Tiende a llenarse de comidas? Controle la ingestión de calorías, comenzando con una ensalada. Un estudio de la Universidad de Penn State, con 42 mujeres, encontró que aquellas que comían una gran ensalada comían un 12% menos del plato principal. Como beneficio adicional para la salud: un estudio publicado en el Journal of the American Dietetic Association encontró que las personas que comieron una ensalada tenían niveles más altos de vitaminas C y E, ácido fólico, el licopeno y carotenoides.

4. El aceite de oliva

aceite de oliva

Luchar contra los kilos de mediana edad puede ser difícil, pero el aceite de oliva virgen extra puede ayudar. La grasa mono insaturada le ayudará a quemar calorías. En un estudio australiano, a 12 mujeres posmenopáusicas (edades 57-73) se les dio un cereal de desayuno con una mezcla de crema y leche desnatada, a otro grupo se le dio aceite de oliva y cereales mezclados con la leche descremada. En las mujeres que comieron el muesli con aceite se registró un aumento en su metabolismo. No se olvide, añadir el aceite de oliva a sus ensaladas.

5. Nueces

nueces

¡Sí, son calorías! Pero una investigación de la Universidad de Purdue descubrió que cuando un grupo de 15 personas con peso normal, agregó cerca de 500 calorías en los frutos secos a su dieta regular, consume menos en las siguientes comidas. Los participantes también registraran un aumento en el metabolismo de 11%, lo que significa que se queman más calorías. Y como beneficio extra, los frutos secos son una buena fuente de ácidos grasos y omega 3.

6. Malaguetas

malaguetas

Puede ser difícil comerlas todos los días. Pero para aquellos que disfrutan de los sabores más intensos, este alimento puede ayudar a perder peso. Según un estudio japonés, 13 mujeres que comieron alimentos para el desayuno con pimiento rojo comían menos en el almuerzo. El ingrediente mágico puede ser la capsaicina, que ayuda a suprimir el apetito.